Veintiocho años resistiendo y construyendo, a pesar de las amenazas, precariedad e incertidumbre, no es poca cosa. Este domingo 6 de marzo, la Colonia Cinco de Marzo celebró su 28 aniversario con alegre rebeldía y digna rabia.

La Colonia fue fundada el 5 de marzo de 1994 en tierras recuperadas tras el levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Desde entonces, han estado luchando por la regularización de las tierras y, sobre todo, por la preservación ambiental y la vida digna.

Después de todos estos años de lucha, la Colonia sigue enfrentando amenazas de desalojo e irregularidades sin fin en el proceso legítimo de legalización de sus tierras. Desde hace algunos años, cuando parecía que el proceso llegaba a su fin, apareció un nuevo supuesto dueño de las tierras, antes desconocido. Se trata del empresario Adrián Marenco Olavarrieta, con fuertes lazos de amistad con la familia Velasco Coello, involucrado, entre otras cosas, en la especulación inmobiliaria en la zona de los humedales, y denunciado desde 2014 como uno de los dos dueños de la empresa Cales y Morteros del Grijalva, que operaba sin permiso en el área natural protegida del Cañón del Sumidero, con graves impactos de salud a los habitantes de Cahuaré, municipio de Chiapa de Corzo.

Mientras se resisten los hostigamientos y amenazas, la Colonia continúa su lucha en defensa de la Madre Tierra. Hace poco más de un año, la Colonia se unió al Consejo General de la Zona Sur, una articulación de 14 colonias de la zona sur de la ciudad para defender el agua, los bosques y los humedales – de suma importancia para el equilibrio ecológico en la ciudad – de la especulación inmobiliaria y la sistemática destrucción que se ha presenciado en los últimos años. Juntos, recuperaron la Ciénega vecina a la colonia, ahora considerada un espacio sagrado de vida.

Una muestra del éxito de las acciones de la Colonia y del Consejo de la Zona Sur fue la reforestación de un campo de futbol como parte de los esfuerzos por preservar la zona de los humedales y concientizar a la población. Los miembros del Consejo temían la reacción de los futbolistas, pero para su sorpresa, los 1,500 futbolistas les dieron su apoyo.

Escucha las palabras del Consejo de la Zona Sur:

Fue justamente en la Ciénega donde inició la celebración del aniversario, con una peregrinación para saludar a la Madre Tierra. Al regresar, pobladores y visitantes realizaron un ritual alrededor de un altar maya para consagrar el encuentro, invistiéndolo de su significado profundo: la celebración de 28 años de perseverancia en la defensa de la vida.

En el evento se pronunciaron miembros de diversas organizaciones que componen la Red Ajmaq, autoridades de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, y Servicios y Asesoría para la Paz (Serapaz). El Centro Cultural y Agroecológico Semillero, de la Zona Norte, se presentó con una plática y taller para niños. Poetas y narradores también dieron su palabra poética, en un contexto en que la violencia, la represión y la delincuencia solapada por intereses políticos y empresariales se salen de control en la ciudad y en el estado. Como dijo Alejandro Aldama, “levantamos la voz ante un clima de profunda violencia […] y decirle a Mariano Díaz Ochoa [presidente municipal] que estamos aquí con nuestra palabra para hacerle frente a sus política de represión, ahora contra todos. Ya no vale la lucha por la tierra, por el agua, por los humedales. La lucha del gobierno es directa y de eliminación a todos aquellos que intentamos pensar y hablar”.

Pero la resistencia no es sólo denuncia y digna rabia. Es también alegre rebeldía y celebración de la vida. En el evento, se presentaron grupos de danza de niños, música (reggae, ska, rap y marimba), poesía, teatro y talleres de break dance y serigrafía. Además de la generosa comida, en un ambiente de fraternidad y alegría.

Lee el Pronunciamiento de la Colonia Cinco de Marzo.


PRONUNCIAMIENTO

Comunidad Cinco de Marzo, San Cristóbal de Las Casas, Chiapas
06 de marzo de 2022

Al Ejército Zapatista de Liberación Nacional
A la Junta de Buen Gobierno Flor de nuestra palabra y luz de nuestros pueblos que refleja para todos

Al Congreso Nacional Indígena (CNI)

Al Concejo Indígena de Gobierno (CIG)

A las Redes de Resistencias y Rebeldías.

A la Sexta nacional e internacional

A las hermanas y los hermanos de la comunidad Cinco de Marzo

A los Pueblos Indígenas y no indígenas en lucha y resistencia

A los medios libres, alternativos, autónomos o como se llamen

Al público general

Hermanas, hermanos. Compañeras, compañeros:

Somos parte de la comunidad Cinco de Marzo y como tseltales, tsotsiles, somos parte del Congreso
Nacional Indígena (CNI) que es la casa común donde caben todos los pueblos de México. No
olvidamos que nuestros pasos y corazones están sostenidos por las raíces de estas tierras que son
tierras recuperadas y fundadas con el levantamiento de 1994 por parte del EZLN.

Hoy decimos aquí estamos, seguimos resistiendo y construyendo nuestra Autonomía y nuestra
autodeterminación. A pesar de la violencia que se vive en la ciudad de San Cristóbal de Las Casas,
celebramos la vida, el cuidado de la Madre Tierra, celebramos nuestro 28 aniversario.

Estamos en la defensa de nuestro Territorio, de los humedales de la comunidad Cinco de Marzo.
Espacios que han querido convertir en mercancía. El agua es vital para vida, simplemente sin agua
no hay vida.

Con indignación hemos leído y escuchado la palabra de dolor de nuestros hermanos y hermanas de
Moiśes y Gandhi, de Nuevo San Gregorio. El pendejo Estado sigue con su política de
contrainsurgencia contra las comunidades Bases de Apoyo del EZLN.

De igual forma repudiamos la represión contra las comunidades que integran el CNI. Cómo son los
hechos sucedidos recientemente hacia la Casa de los Pueblos Altepelmecalli en Puebla y la
criminalización hacia la Casa de los Pueblos Samir Flores Soberanes en Ciudad de México. El rostro
del PRI ahora vestido de Morena obedece al mandón, al capataz. Han convertido a Chiapas en
escenario de guerra.

Saludamos con alegre rebeldía a los barrios, colonias en lucha y resistencia aquí en San Cristóbal de
Las Casas, en Chiapas, en México y el Mundo. Abajo y a la izquierda se construye, se camina la
esperanza.

¡NUNCA MAS UN MÉXICO SIN NOSOTROS Y NOSOTRAS!
¡LA TIERRA NO SE VENDE!

¡SE TRABAJA, SE CUIDA Y SE DEFIENDE!