Los siglos de exclusión y muerte han hecho que la lucha del pueblo mapuche sea imposible de subordinar a la institucionalidad. En lugar de levantar un mundo posible que exprese la autonomía e independencia de las comunidades, el poder estatal se muestra como la herramienta de los colonos.

Durante los últimos meses, las comunidades mapuche levantaron un nuevo ciclo de resistencia para liberar a prisioneros por motivos políticos de Wallmapu. Ante eso, el gobierno de Sebastián Piñera, cuestionado internacionalmente por las violaciones a derechos humanos, ha propuesto aumentar las atribuciones a las fuerzas represivas y militarizar la zona.

Los partidos políticos oficialistas, desde la centro derecha hasta radicales ultraderechistas, están presionando para declarar Estado de Sitio bajo la excusa pinochetista de la “guerra interna”. Tal declaración implicaría suspender derechos constitucionales, detenciones irregulares, control militar total de Wallmapu y el cese de la competencia de tribunales civiles. Por su parte, el gobierno de Piñera ha sostenido que no descarta esa medida.

Ante eso, las organizaciones firmantes denunciamos que esto implicaría una declaración formal de guerra al pueblo ancestral. Así, podría dejar a las resistencias sin alternativa más que responder a las agresiones del Estado. Por eso, hacemos un llamado a detener la militarización y abrir un diálogo inédito, el cual permita la autonomía política y jurídica de la nación mapuche.

  • Red Chilena de Solidaridad Zapatista, Chile
  • Tejiendo Organización Revolucionaria (TOR), Mexico
  • Citizens Summons (CS), Alemania
  • Lumaltik Herriak, Euskal Herria
  • YRetiemble, España
  • Colectivo Derechos Humanos en Resistencia, Chile
  • Colectiva Autónoma de Colaboración
  • Red de apoyo y solidaridad con el CNI, Tlaxcala, Mexico.


Source: http://www.lumaltik.org/eu/feed/