El pasado 4 de Junio del 2020 arribó a la ciudad de México (CDMX) un contingente de familiares de desaparecidas y desaparecidos de distintos estados del país. El contingente estableció frente a las puertas del Palacio Nacional un plantón para exigir la atención del Gobierno Federal y hacer escuchar sus demandas.

El contingente está conformado en su mayoría por mujeres de distintos estados del país las cuales se han organizado para acompañarse en la búsqueda de sus hijos, hermanas, padres o madres. En su búsqueda han tejido una red nacional de “familias de dolor” como así lo refieren algunas de ellas, la cual tiene como objetivo encontrar a los familiares desaparecidos. Algunos de estos familiares tienen más de 10 años ausentes y se nombran dentro de las víctimas de la guerra de Calderón, otras más, son víctimas de la violencia de estado, de género, etc. Es por lo anterior que las familias en plantón acuden a las puertas del palacio nacional para exigir al gobierno federal cumpla su palabra, pues en “Septiembre del 2018 López Obrador mencionó que iba a tener todos los apoyos para las víctimas…que no iba a ver más desaparecidos y que los desaparecidos los íbamos a encontrar”…

Las exigencias de los familiares son :

1.- Exigimos sostener una reunión con el Lic. Andrés Manuel López Obrador; la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero y Alejandro Encinas Rodríguez, Subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, con la finalidad de hacer llegar de manera directa nuestras preocupaciones y exigencias, así como para generar acuerdos para el seguimiento de las medidas acordadas.

2.- Exigimos la destitución inmediata de la Comisionada Ejecutiva, Mara Gómez Pérez, quien además de promover un discurso ofensivo, carente de sensibilidad o entendimiento de la problemática experimentada por las víctimas, sugiriendo -entre otras cosas- que nuestra condición de víctima, derivada de las violencias que hemos experimentado, los delitos y violaciones a los derechos humanos con impactos trasversales a todas las dimensiones de nuestra vida y nuestras familias, es equiparable a habernos “ ganado la lotería”; además de haber minado los pocos aspectos que permanecen funcionales dentro de la institución que lidera.

El plantón hasta el momento ha sido apoyado por la sociedad civil y colectivos solidarios quienes han proporcionado lo mínimo necesario para subsistir; cabe señalar que el plantón fue reconstruido después de la tormenta que azotó a la CDMX el pasado 8 de junio en donde  parte de su estructura fue dañada, así también, enfrentan el riesgo que representa el COVID para sus integrantes ( algunos de estos considerados en población de riesgo), a pesar de ello, los familiares han decidido fortalecer el plantón y permanecer hasta ser escuchados y sus demandas sean cumplida, pues:

“El estado mexicano no puede olvidar que enfrenta dos emergencias: la emergencia humanitaria y la emergencia sanitaria: Ninguna puede esperar.”

 

CDMX 14 junio 2020