El 26 de abril, el 15 Tribunal Colegiado en materia administrativa del primer circuito revocó la resolución que permitía continuar con las obras del puente vehicular en Xochimilco, lo que significaba que el proyecto debía suspenderse.

De acuerdo a la constructora IDINSA el proyecto consta de un puente vehicular que tendrá dos cuerpos troncales, una rampa de incorporación y dos retornos a nivel de suelo, con una longitud total del proyecto de 3,5 kilómetros, distribuida en seis tramos de construcción.

En contexto ⇒ Xochimilcas en defensa del último humedal de la Ciudad de México

En entrevista para Avispa Midia, Mariana, de la Coordinación de Pueblos, Barrios Originarios y Colonias de Xochimilco, apunta: “Nosotros llegamos aquí porque hemos seguido un camino largo usando la herramienta jurídica, amparando para que no se construya el puente vehicular que está en Cuemanco, desgraciadamente el Juez Juan Carlos Guzmán no dio el fallo a favor de los humedales, no dio el fallo a favor de Xochimilco, dijo que la obra pública era más importante y no tiene una visión más allá de lo que es el cemento en sus ojos.”

Esta sentencia ocurre después de un año de intensas movilizaciones y estrategias legales interpuestas por pobladores de Xochimilco. Activistas y expertos, tampoco fueron escuchados pese a la avalancha de argumentos jurídicos, pruebas de reconocidos académicos y la inconformidad de la población a la obra.

Actualmente, el puente vehicular  se construye en la zona sur de la Ciudad de México, en los límites de las alcaldías de Xochimilco y Tlalpan. La estructura tendrá una cimentación profunda a bases de pilotes y elementos estructurales cuya construcción, en palabras de los habitantes, fue impuesta y no beneficia a nadie. Incluso, la obra es señalada como punta de lanza para la mega urbanización de la alcaldía Xochimilco.

El 30 de mayo de 2020, en audiencia incidental, el Juzgado Quinto de Distrito en Materia Administrativa, después de realizar la ponderación de derechos fundamentales, “resolvió negar la suspensión definitiva, toda vez que no se acreditó el interés legítimo ni la afectación inminente en materia ambiental. Por lo tanto, la construcción del puente vehicular de Periférico Sur y Canal Nacional que ha sido impugnada por habitantes de Xochimilco puede continuar con los trabajos cumpliendo con las obligaciones en materia ambiental, de conformidad con el principio de prevención aplicable”.

Un año después, el juez quinto de distrito cumplimentó la determinación del Tribunal Colegiado de Circuito y emitió una nueva sentencia el día 20 de mayo de 2021. En ella concede la suspensión definitiva, pero con las mismas condiciones, toda vez que el Gobierno de la Ciudad de México ha presentado las documentales que establecen la legalidad de la construcción.

La Consejería Jurídica y de Servicios Legales explicó que esta resolución fue impugnada por los quejosos en el decimoquinto Tribunal Colegiado de Circuito, el cual determinó la reposición del procedimiento con el argumento de que no se habían valorado pruebas que habían presentado los inconformes, por lo que se debía fundamentar y modificar su determinación.

En una nota informativa, el gobierno de la Ciudad de México señaló que tal como lo solicita el juez, la conclusión del proyecto se llevará a cabo con el acompañamiento de la Comisión Nacional de Humedales y con el compromiso de no realizar afectaciones al arbolado ni al área verde o permeable sin haber iniciado las compensaciones correspondientes, además de realizar diversas medidas de protección del medio ambiente.

Daño ambiental, irreparable

Los habitantes de Xochimilco, mediante el juicio de amparo 572/2020, argumentaron que ocasionará daño ambiental irreparable en el Área Natural Protegida y en los Ejidos de Xochimilco y San Gregorio Atlapulco, con categoría de Zona Sujeta a Conservación Ecológica. Actualmente se encuentran interpuestos cuatro amparos concentrados y acumulados en el Juzgado Quinto de Distrito, en materia administrativa de la Ciudad de México, contra la construcción del puente vehicular en Periférico Sur y Canal Nacional en la Alcaldía Xochimilco.

En el dictamen de la sentencia del 30 de Mayo, el juez Juan Caros Guzmán ordenó que “las autoridades esponsables en el ámbito de su esfera competencial y como peritos en la materia deberán, bajo su más estricta responsabilidad, verificar que el tercero interesado (empresa) lleve a cabo los trabajos de construcción en cumplimiento a las autorizaciones emitidas y ordenamientos aplicables”, agregaron la Secreatría de Obras y Servicios (Sobse) y la Secretará del Medio Ambiente (Sedema) de la CDMX.

Ante las irregularidades de las resoluciones, en entrevista para Avispa Midia, Alejandro Velázquez, representante de la coordinación, comenta: “En general parece que hay una incomprensión total del sentido común y corriente de  las palabras porque el programa de manejo del Área Natural Protegida dice que está prohibido hacer obras de infraestructura urbana en la zona, eso realmente basta para cancelar el proyecto, cualquier persona sin ser juez sabe lo que significa la palabra prohibido, la palabra protegido y obviamente un distribuidor vial es un proyecto de infraestructura urbana, entonces eso es lo que se está contraviniendo en realidad”.

Te puede interesar ⇒ Ante la imposición de Chedraui, mujeres se organizan en defensa de la vida

Lourdes, también integrante de la Coordinación de Pueblos de Xochimilco, indica: “Estamos en contra de la resolución que dictó el juez Juan Carlos Guzman Rosas porque sus argumentos son ‘el Humedal es artificial’ ‘hay que dar prioridad a las obras públicas’, no importa si se destruye el medio ambiente, además dice que ‘Xochimilco existe aunque se hayan construido por ejemplo ahí el periférico’ eso me parece una aberración, un absurdo, porque si denota la ignorancia de este juez aunque sea por cultura general no se ha acercado qué es Xochimilco, que es patrimonio cultural de la humanidad gracias a las chinampas”.

“Gracias que todavia hay chinamperos se producen varias toneladas de verduras y hortalizas, que desde luego ya no tienen la calidad de antes. Además de que el puente es ilegal por todos lados, el comité nacional de humedales ha dictado recomendaciones de suspensiones, no solamente una vez, han habido varias (…) además de que no cuenta con los permisos del INAH, no se ha consultado a la población esta obra, entonces está en área natural protegida, es un puente ilegal y está violando definitivamente las leyes, vemos con tristeza que las instituciones oficiales no protegen el medioambiente México y que cada dia Xochimilco está a punto de la extinción”, reitero Lourdes.

La ultima instancia, la SCJN

Como último recurso, el pasado viernes 28 de Mayo, la Coordinación de Pueblos, Barrios Originarios y Colonias de Xochimilco organizó un mitin frente a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) donde repartieron volantes y realizaron un mitin que duró varias horas para pedir que el Juez Arturo Zaldívar, Ministro Presidente de la SCJN, recibiera a los representantes para explicarle la situación y que la corte pudiera atraer el caso.

Por su parte, Velázquez señala: “La última instancia que queda es la Suprema Corte de la Nación. Tanto el juzgado como el tribunal que han conocido de este caso ya han manifestado su posición, su postura cerrada, contraria a las leyes de que el proyecto va por que va sin atender ninguna razón, entonces la Suprema Corte va a tener la última palabra en el país, al menos sobre el caso, entonces venimos aquí a solicitar a que la atraiga, que la corte pueda dar ese último veredicto, si no pues estaremos yendo a la Corte Interamericana de Derechos Humanos”.

“El motivo más importante es que el agua de Xochimilco todavía sigue llegando a la Ciudad de México y ese puente está afectando una parte muy importante de la cuenca donde han sacado millones y millones litros de agua. Ponen unas columnas donde ponen unas enormes ballenas, imagina ¿cuántos millones y millones litros de agua han sacado para secar y poner esas estructuras?, ellos dicen que es que no daña y que es un lago artificial, pero eso es mentira. Que es un humedal artificial es mentira, la cuenca existe abajo, la cuenca alimenta tanto a la zona norte y sur de Xochimilco y entonces va a ser un gran daño ecológico, favorece más a las empresas inmobiliarias y a las compañías constructoras”, concluye Mariana.

Momentos después, un representante de la Corte informó que el Ministro presidente no recibiría a la comitiva, por lo cual pobladores de Xochimilco mostraron su molestia y decepción ante la negativa del MInistro Zaldivar. Sin embargo, Alejandro señala que seguirán resistiendo y manifestándose, dentro de lo legal, explica Velázquez, “es ir al Sistema Interamericano de derechos humanos y en lo social no queda más que detener las obras con el cuerpo, es lo que queda”.

“Aquí estamos los herederos de las chinampas para defender su existencia, no queremos museo del ajolote, no queremos museos de no sé cuanto esté inventando la doctora Claudia Sheinbaum, ¿como para qué? Para que recordemos que algún día hubo ajolotes, para que recordemos que un día hubo chinampas, eso no puede ser señores. La verdad es que tenemos que defender los ecosistemas ya que ahí existen un montón de fauna y flora endémica (y) fueron destruidos por este puente. Todavía tenemos una gran reserva, todavía estamos a  tiempo de salvar estos grandes ecosistemas y sin embargo, las autoridades tristemente de la Ciudad de México están atentando contra la vida de estos ecosistemas y los pueblos chinamperos, estamos en contra de ese ridículo puente porque sabemos que con ese puente, va a aumentar la urbanización desordenada en la parte norte de Xochimilco”, expresa Lourdes.