Estamos buscando financiar colectivamente la construcción de la casa de la familia Flores Velázquez, en la comunidad de Amilcingo, Morelos.

La casa será la materialización del agradecimiento y la retribución de un poquito de todo lo que dio Samir a su pueblo, a los pueblos que lo conocieron y a la gente que lo conocimos. Es parte de lo que dejó sembrado. El “Proyecto Samir” es un acto de justicia no sólo para la familia Flores Velázquez o la comunidad de Amilcingo o los pueblos de Morelos: la construcción de la casa aporta a la dignidad y a la justicia…

Este proyecto comenzó en el 2019, después del asesinato de Samir Flores Soberanes, participante de la resistencia comunitaria de su pueblo por la defensa de la vida, la tierra, el agua y el territorio. Como parte del cariño y cuidado colectivo hacia su familia -su compañera, hijas e hijo- nos hemos organizado para construir colectivamente la vivienda que habían imaginado junto con Samir.