Nota de prensa 002

Tercera Asamblea del Movimiento en defensa de la tierra y el territorio y

por la participación y el reconocimiento de las mujeres en la toma de

decisiones

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, a 24 de noviembre de 2016. Red de

Comunicador@s K’asesel K'op. El segundo día de trabajo de la Tercera Asamblea del

Movimiento en defensa de la tierra y el territorio y por la participación y el reconocimiento de

las mujeres en la toma de decisiones giró en torno a la discusión de una propuesta de ley

que reconozca la participación de las mujeres en la toma de decisiones, así como su derecho

a acceder plenamente a la tierra.

Por la mañana, en sesión plenaria, Gloria Flores Ruiz, Coordinadora General del Centro de

Derechos de la Mujer de Chiapas, AC (CDMCH) expuso la relevancia de que las mujeres

seamos reconocidas como sujetas sociales activas en la vida de las comunidades, ejidos y

organizaciones de base. Haciendo un recorrido sobre cómo las leyes y mentalidades en

México han hecho posible que las mujeres quedemos marginadas, no sólo de la tenencia de

la tierra. Esta exposición permitió que se discutiera quiénes pueden, deben y es necesario

que participen en la toma de decisiones que afectan a la tierra y al territorio. También se

habló sobre cómo es importante luchar porque siga existiendo la propiedad social de la tierra,

y que no todo sea propiedad privada.

A partir del medio día nos organizamos en cuatro grupos de trabajo: zonas Norte y Altos de

Chiapas, mujeres urbanas, y hombres para discutir los cuatro principios que servirán para

construir la propuesta de ley de propiedad familiar y comunitaria de la tierra. La discusión en

estos grupos fue profunda porque a partir de cada uno de los puntos se discutieron las

ventajas, desventajas y retos que permitan generar una propuesta de ley que en principio

permita el derecho a la tierra para hombres y mujeres, para a partir de este derecho, abrir la

puerta para que a las mujeres se nos reconozca y respete el derecho a participar en la toma

de decisiones que afectan a las tierras y territorios de nuestras comunidades y ejidos.

Por la tarde la abogada feminista Martha Figueroa participó para explicar cuál ha sido la

historia de la petición de alerta de género en Chiapas, y qué significa social y políticamente la

declaratoria parcial de alerta de género para el estado hecha el pasado 18 de noviembre.

Ante esto, Martha Figueroa nos invitó a sumarnos a la declaración de alerta permanente y

ciudadana para exigir que se declare la alerta de género, no sólo en todo Chiapas, sino en

todo México.

Posteriormente, cada uno de los cuatro grupos de trabajo presentó sus reflexiones a partir de

dibujos y representaciones que hicieron visibles las formas específicas como la toma de

decisiones que excluyen a las mujeres terminaban afectándonos más porque somos

nosotras las responsables de mantener la alimentación de nuestras familias, y si no podemos

acceder al agua, a la leña, a cultivos libres de agroquímicos y semillas modificadas, esto será

cada vez más difícil de lograr e implicará mayor responsabilidad, trabajo y desgaste para

nosotras. También se abordaron las dinámicas comunitarias que se generan cuando las

autoridades ejidales o comunitarias se “venden”, y cómo ante ello es necesario luchar para

que las autoridades verdaderamente representen a los intereses y necesidades de la

población, y esto pasa por la posibilidad de que haya autoridades mujeres, porque ellas

podrían aportar la visión específica de cómo una decisión puede afectar más a las mujeres.

La discusión de la propuesta de ley ha sido el inicio de un proceso que sabemos será largo y

no se agota en la vía jurídica, sino que debe ir acompañado por un trabajo de base en el cual

seamos las mismas mujeres quienes nos hagamos conscientes de que tenemos derechos y

obligaciones, y que en la medida de que nos apropiemos de ellas podremos ir construyendo

una participación política más sólida.

Todos los puntos discutidos y las propuestas emanadas de las mesas serán entregadas al

equipo jurídico del CDMCH, quien será el responsable de redactar el borrador de la

propuesta de ley, la cual, se acordó en la asamblea, será discutido y eventualmente

impulsado por todo el Movimiento. De esta forma, la propuesta busca ir más allá de ser

iniciativa de un solo grupo, para cobrar fuerza a través de sus discusión en comunidades,

ejidos, y con otros actores políticos aliados. Para concretar todo este trabajo se crearon

cuatro comisiones: jurídica; documentación de casos y sistematización; comunicación; y

formación y organización política.

El último punto de la tercera Asamblea fue la lectura, para ser aceptada o modificada, del

pronunciamiento que presentaremos mañana viernes 25 de noviembre en el mitin, al terminar

la marcha, en la Plaza de la Resistencia en San Cristóbal de Las Casas, donde nos

manifestaremos junto con las participantes del Congreso Feminista de Chiapas, y la

peregrinación convocada por el Movimiento en Defensa de la Vida y el Territorio

(MODEVITE).

Para cerrar nuestro evento, compañeras del MODEVITE y de comunidades de la zona Norte

y Altos realizaron un altar maya, ante el cual nos invitaron a ofrecer un rezo, una danza y

canciones para agradecer a la madre tierra por todo lo que nos da, así como para pedir

fuerzas para seguir luchando en su defensa.