Al Congreso Nacional Indígena

Al Concejo Indígena de Gobierno

A las y los defensores de los derechos humanos

A la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

A los medios libres y alternativos

A los medios de comunicación nacional e internacional

A la Sociedad Civil Nacional e Internacional

A las y los amigos de Simón Pedro

El que lucha por la Vida, Nunca muere.

Hermanas y hermanos:

Un pequeño grupo de Las Abejas de Acteal venimos hasta aquí en el ejido Israelita, en donde está sembrado el cuerpo de nuestro hermano Simón Pedro, a 40 días de su cobarde asesinato.

Hoy sentimos dolor en nuestro corazón, porque ya son 40 días de no platicar y caminar con nuestro compañero y hermano Simón Pedro. Aunque los asesinos quienes le cortaron la vida de nuestro hermano Simón, por órdenes de personas que no quieren la paz, la justicia y la libertad, nunca podrán apagar la luz de la verdad y la justicia.

A 40 días de que nuestro compañero y hermano Simón Pedro se ha convertido en espíritu, hacemos reflexión de la biblia que; Jesucristo a los 40 días se mostró ante sus discípulos y desde entonces subió al cielo para encontrarse a su Padre y sentarse a su mano derecha. A 40 días de la ausencia física de nuestro compañero Simón Pedro, invocamos a Papá-Mamá Dios que le purifique su alma, que perdone también sus errores como cualquier ser humano comete, y sobre todo poner en manos de Mamá-Papá Dios toda la obra que hizo Simón Pedro, por la paz, la justicia y por la vida de nosotras.

Sabemos que nuestro compañero y hermano Simón Pedro, se ha convertido en semilla de paz, se ha convertido en energía para seguir construyendo nuestra autonomía.

Simón Pedro, ahora es esperanza y vida para sus hijas e hijos y para todas y todos los niños.

Sabemos que el alma de nuestro compañero y hermano Simón Pedro, está en el viento que sopla estas tierras tsotsiles, está en las nubes, está en las lluvias de agosto.

El alma de Simón Pedro está en el canto del río del ejido Israelita.

El alma de Simón Pedro, está presente en la Lucha No Violenta de Las Abejas de Acteal.

El alma de Simón Pedro, vive en nuestros corazones.

Compañero y hermano Simón Pedro, a 40 días de tu cobarde asesinato, te venimos a agradecer por tu entrega y sacrificio durante los cargos que asumiste en nuestra Organización Las Abejas de Acteal, y a pesar de los obstáculos, con respeto y dignidad serviste a nuestro pueblo.

Compañero y hermano Simón Pedro, como sabes, aquí en México existen dos tipos de justicia: una para los pobres y otra para los ricos. Por ello, tenemos que luchar incansablemente para que tu muerte no quede impune.

Compañero, hermano Simón Pedro, ahora que eres espíritu, vuela hasta la Casa de Papá-Mamá Dios, clama por la justicia, clama porque llegue la paz en nuestro pueblo, para tus hijas e hijos, para tu esposa, para tu papá y tu mamá y, para todos nosotros.

¡Justicia verdadera y no simulada para Simón Pedro!

¡Alto al asesinato de defensor@s de derechos humanos!

¡Alto al asesinato de defensor@s de la Vida y de la Madre Tierra!

Simón Pedro, Semilla de Paz.

Desde territorio tsotsil, ejido Israelita, Simojovel, Chiapas; a 14 de agosto de 2021.

Atentamente.

La Voz de la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal.

Por la Mesa Directiva:

Cristóbal Ruiz Arias                                         Gerardo Pérez Pérez

Presidente                                                          Secretario

Manuel Ortiz Gutiérrez                                              Pedro Pérez Pérez

Tesorero                                                           sub presidente

Sebastián Guzmán Sántiz

Sub tesorero