PRONUNCIAMIENTO FRENTE A LAS DECLARACIONES ENGAÑOSAS DE LA POLICÍA METROPOLITANA POR LOS HECHOS SUCEDIDOS HOY 9 DE MAYO AL SUR DE CALI.

Las autoridades tradicionales y comunidades indígenas que hacemos parte de la minga hacia afuera en la ciudad de Cali, denunciamos y rechazamos las declaraciones mentirosas de la policía metropolitana emitidas el día de hoy 9 de mayo de 2021, frente a los hechos sucedidos en el sector de la Iglesia La María, al sur de Cali.

Aclaramos a la opinión pública que siendo las 2:20pm de la tarde de este domingo 9 de mayo, mientras tres chivas pertenecientes a las comunidades indígenas del norte del cauca se desplazaban desde Cali rumbo Jamundí, fueron interceptadas por dos camionetas en la avenida Cañas Gordas a la altura del sector de La Iglesia La María, que se encontraban atravesadas impidiendo el paso.

Frente a estas camionetas se encontraban varios sujetos con camisetas blancas y armas de fuego de corto alcance, que tras discutir con la comunidad deciden abrir fuego indiscriminadamente contra las tres chivas, en las que se encontraban ancianos y niños, dejando 9 compañeros heridos. Posteriormente la comunidad intenta resguardarse y huir, pero de algún sector desconocido de la ladera contigua a la carretera, son nuevamente atacados por armas automáticas, generando caos y confusión en la zona.

Rechazamos rotundamente las declaraciones de la policía metropolitana que groseramente mienten a la opinión publica sosteniendo que los indígenas portábamos armas de fuego o incitábamos al terrorismo, hechos que se unen a una larga cadena de atropellos y estigmatizaciones de parte de la fuerza pública contra todos los sectores que hacemos parte de la Minga y el Paro nacional.

Exigimos respeto y honor a la verdad de parte de una institución como la policía nacional que se dice proteger el bien honra de todos los ciudadanos. Pero al mismo tiempo denunciamos su complicidad, fuertemente corroborada en videos y fotografías, con civiles armados que disparan indiscriminadamente contra personas desarmadas, actuando como paramilitares.

Repudiamos totalmente a estas personas que no tienen ningún derecho a atentar contra la vida de nuestras comunidades, o de cualquier otra población, e instamos a los organismos garantes de derechos humanos nacionales e internacionales por los hechos sucedidos el día de hoy.

Cuenten con nosotros para la Paz, Nunca para la Guerra.

Boletín de Derechos Humanos

Tejido de Defensa de la Vida y los Derechos Humanos

Çxhab Wala Kiwe – ACIN

9 de mayo de 2021

INTENTO DE MASACRE ENTRE CIVILES ARMADOS Y FUERZA PÚBLICA EN JAMUNDÍ

El Tejido de Defensa de la Vida y los Derechos Humanos de ACIN informa a la comunidad en general y a la opinión pública nacional e internacional sobre los graves hechos de esta tarde en Jamundí, departamento del Valle del Cauca.

Tras el ataque armado a la minga en el sector de Cañas Gordas de Jamundí, el cual deja hasta el momento 9 heridos por proyectil de arma de fuego, persiste el hostigamiento de individuos de civil armados, con el acompañamiento cómplice del Ejército, la Policía y el ESMAD. La guardia indígena de las distintas zonas del CRIC ha establecido un cordón humanitario para retirar a los heridos y al resto del personal que todavía se encuentra en inmediaciones del ataque con armas de fuego contra la población desarmada.

ANTECEDENTES INMEDIATOS:

En horas de la mañana se conocieron declaraciones del alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, en las cuales de manera soterrada instigaba las acciones discriminatorias en contra de los pueblos indígenas participantes del Paro Nacional Indefinido, a quienes señala de no pertenecer a la región y culpa de la situación crítica que vive la ciudad. Al mismo tiempo, en redes sociales comienzan a circular varias cadenas de desinformación desde el 8 de mayo, instigando también a atacar a la comunidad movilizada. Uno de ellos, el más visible y principal responsable de la sangre derramada en los últimos 10 días, Álvaro Uribe Vélez, quien no ha dejado de invitar a las élites a actuar con las armas en contra del pueblo que protesta.

Desde horas de la noche del 8 de mayo y la madrugada del 9 de mayo se reporta presencia de gente armada en la vía Panamericana en el sector de Jamundí, quienes exigen se levante el bloqueo sobre la vía, desconociendo las exigencias del Paro Nacional. Al estar respaldados por la fuerza pública, en horas de la mañana restringen el tránsito de las chivas (buses escalera) que llevaban comuneros y alimentos hacia el punto de concentración en la Universidad del Valle sede Meléndez.

EL ATAQUE:

Varios individuos vestidos de blanco y movilizados en camionetas de alta gama se dispusieron en varios puntos sobre la vía que comunica Jamundí con Cali, impidiendo el paso de las delegaciones de las distintas comunidades que se dirigían a reforzar el Paro Nacional Indefinido. Hubo un intento de diálogo con los individuos, quienes aseguraron ser habitantes de la zona y estar en contra del Paro. Sin embargo, hubo una actitud racista y ofensiva contra los miembros de la minga, lo que llevó a que los ánimos se caldearan. También retuvieron a un thuthenas (consejero) de la ACIN, a quien amenazaron con violencia. A las 2:20pm se registró el inicio del ataque con armas de fuego, ataque que perpetraron policías y civiles armados en conjunto (como se muestra en la Imagen 1 y en la Imagen 2).

Imagen 1. Civil, al lado de un policía, disparando contra la guardia indígena en Jamundí. 9 de mayo de 2021.

Imagen 2. Civiles armados atacando a la guardia indígena. 9 de mayo de 2021.

Este tipo de acción paramilitar produjo 9 heridos por arma de fuego, una de ellas, Daniela Soto, lideresa del Movimiento Juvenil del CRIC, con una herida grave en el abdomen. También se encuentra herido por arma de fuego Jerson Tálaga, autoridad indígena del resguardo de López Adentro. A los heridos, a la hora de ser trasladados a los centros de salud, ya los estaba esperando la policía para judicializarlos, lo que demuestra un claro plan de agresión y represión coordinada. De la misma manera, hubo varios vehículos de los esquemas de protección de líderes con impactos de bala, lo que también demuestra la gravedad del ataque contra personas protegidas.

DESPUÉS DEL ATAQUE:

Poco después del ataque llegaron numerosas unidades del ESMAD, el Ejército y más Policía, quienes procedieron a esconder y proteger a los atacantes de civil armados. Mientras ocurría esto, se incrementó la presencia de fuerza pública en los alrededores de la sede Meléndez de la Universidad del Valle, de donde salieron varias delegaciones para respaldar a los compañeros heridos cobardemente en al sur de Cali. Se presentaron numerosos sobrevuelos sobre las instalaciones universitarias, así como sobre el lugar del ataque armado.

Por videos que circulan en redes sociales se registra, de la misma manera, cómo la Policía retira del lugar de los ataques a patrulleros vestidos de civil. Y es precisamente la Policía la primera que sale a culpar a la movilización por medio de un comunicado lleno de falsedades y crea su propia historia de ficción, donde misteriosamente son los comuneros indígenas los que atacan a la población indefensa del sur de Cali y al mismo tiempo son los mismos comuneros los que resultan heridos.

Una hora después salió el presidente Iván Duque en medios nacionales a culpar a la minga y directamente al CRIC del ataque homicida recibido, justificando a los atacantes y legitimando su accionar paramilitar, en un claro caso de connivencia que debe tener consecuencias legales.

DENUNCIAMOS:

Ante la opinión pública, ante las organizaciones hermanas, ante los jóvenes que acompañamos en la lucha, ante los medios alternativos que aún se aferran a la verdad, ante la comunidad internacional, ante Derechos Humanos de ONU, ante los funcionarios regionales de la Defensoría del Pueblo que no dejan claudicar a su institución y ante los demás organismos internacionales de Derechos Humanos, denunciamos esta barbarie que vivimos el día de hoy en el Valle del Cauca. Enfrentamos una amenaza paramilitar como pocas veces antes hemos conocido, y solo la unidad y la determinación en defensa de la vida y los territorios urbanos y rurales nos permitirán sobrevivir a estos tiempos oscuros.

Tejido de Defensa de la Vida y los Derechos Humanos

Çxhab Wala Kiwe – ACIN

9 de mayo de 2021